Cómo afecta la música a tus eventos

Cómo afecta la música a tus eventos

Cómo afecta la música a tus eventos

Tiempo total de lectura estimado: 2 min

Porque sí, la música afecta a cualquier ámbito de nuestra vida, y en los eventos no iba a ser menos.

Una buena música que acompañe a nuestros eventos, puede ser el motor que dirija toda la estrategia que se construye alrededor, puede penetrar en la mente de nuestros consumidores y crear recuerdos imborrables para ellos.

Esto es vital, ya que la misma música puede ayudar a posicionar el evento en el top of mind de los asistentes, generando así un valor e imagen de marca incalculables.

 

La música es además un factor clave para crear experiencias sensoriales, de forma que es mucho más fácil generar sensaciones en ellos, para que estos se emocionen y les resulte más cercano todo lo que se está realizando.

 

Algo importante es saber elegir el tipo de música perfecto, pues depende de la tipología del evento, de la marca o del producto que en él se transmite elegiremos una música u otra, quizá un estilo concreto o una canción única que vaya acorde con todo lo que rodea al evento.

Si queremos crear un ambiente tranquilo, elegante o sofisticado, la música blues o jazz pueden ser los aliados perfectos.

 

Además, esta puede ser la excusa perfecta para los descansos en los eventos.

Esos grandes espacios de tiempo en las jornadas donde los asistentes deben tomar un respiro, pero seguir conectados con nosotros; en ese caso lo ideal es alguna actuación en directo, mediante la cual puedan desconectar mientras siguen pasándoselo en grande con nosotros.

 

Algunos aspectos importantes a tener en cuenta son:

  • Que el volumen nunca supere el tono de los asistentes en caso de tratarse de hilo musical
  • La música no puede estar excesivamente elevada de forma que pueda llegar a molestar o resultar incómoda.
  • Hay que tener en cuenta el momento donde se producirá dicho acontecimiento.

 

Debemos tener en cuenta aquellos momentos donde se producirán dichas pausas para reproducir la música deseada.

De esta forma podemos asociar los acordes con la finalidad que buscamos, como que el público descanse durante la jornada, darles la bienvenida o bien darla por finalizada.

Esos son, en principio, los 3 momentos clave donde la música será nuestra mejor acompañante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad