Cómo aprovechar la tecnología para transformar tu evento en una experiencia única

Cómo aprovechar la tecnología para transformar tu evento en una experiencia única

Cómo aprovechar la tecnología para transformar tu evento en una experiencia única

Tiempo total de lectura estimado: 2 min

Una de las preguntas que siempre se repiten en la preparación de un evento es cómo conseguir ese factor diferencial que haga del nuestro una experiencia inigualable donde los asistentes disfruten de una velada que recordarán para siempre.

Y es que en pleno siglo XXI, la respuesta debería ser sencilla, pues tenemos en nuestra mano una de las herramientas más poderosas que pueden marcar la diferencia en días tan señalados: la tecnología.

Esta nos permite conectar con los asistentes de múltiples formas y a través de diferentes vías, lo que brinda a los organizadores un gran abanico de posibilidades a su alcance.

 

Una de estas formas es el diseño, ya que gracias al avance tecnológico podemos decorar los espacios de una forma nunca antes vista, ya sea de forma física o virtual.

Podemos transformar el espacio gracias a factores como la iluminación, que ya es más versátil por ejemplo al contar con sistemas de control e instalación inalámbricos, de forma que su puesta en marcha sea mucho más sencilla y el control durante el evento mucho más manejable.

Además, hay tantos tipos de luces como imaginemos, de forma que ya no hay que tener en cuenta simplemente las luces hasta ahora conocidas o los simples focos, sino que la oferta de mercado incluye nuevas piezas y colores que pueden dotar de mayor protagonismo al tema u objetivo que deseemos.

 

Otro tipo de herramienta tecnológica que debemos empezar a poner en marcha son las pantallas, gracias a las cuales podemos informar a los asistentes de información extra en el punto de encuentro, o brindar contenido de entretenimiento mientras el evento da comienzo. En la actualidad, además, muchas empresas optan ya por incluir la interactividad como uno de los factores clave, de ahí que la mayoría de pantallas con las que contemos deberían ser interactivas, de forma que el cliente pueda de una forma más directa, disfrutar de todos los recursos que ponemos a su alcance.

 

También hay algo fundamental a tener en cuenta, y es que los límites ya no existen; podemos brindar la oportunidad de asistir al evento no solo de forma física, sino también virtual, contando con todas las ventajas como transmitir tus preguntas o comentarios, acceder al networking posterior…

Todo con las nuevas tecnologías es posible.

 

Además, el cliente social es básico en los eventos, y por eso muchos organizadores tienen en cuenta la gran importancia de los medios sociales como las redes de Instagram, Twitter o Facebook, y las integran de una forma maravillosa en su evento, de forma que cuenten con un hashtag a través del cual poder seguir en vivo qué es lo que opinan los usuarios virtuales de una forma mucho más rápida y accesible, pudiendo contar además con una audiencia internacional.

 

La realidad virtual puede ser también una actividad diferencial en nuestros eventos, haciendo que parte del mismo gire en torno a ella o por lo menos dedicarle una zona para que los usuarios puedan disfrutar de esta tecnología de última generación y llevarse consigo una experiencia única.

Algo similar ocurre con el mapping, lo cual puede ser la guinda de la sorpresa para nuestros asistentes; este efecto consigue proyectar una imagen en una superficie tridimensional, generando en los clientes una sensación envolvente y transportándoles a una atmósfera personalizada para ellos.

 

Sin duda, una gran variedad de opciones gracias a las cuales marcar la diferencia y posicionarnos como auténticos líderes en el sector.